¿Te has preguntado si es necesario acudir al odontólogo al enterarte que estás embarazada o si no deberías hacerlo durante ese periodo? Aquí resolvemos todas tus dudas.

 

  • Revisiones cada 3 meses

Durante el periodo de gestación del embarazo se producen numerosos cambios en todo el organismo, afectando especialmente a la salud oral. Por eso más que nunca son recomendables las visitas al odontólogo, siendo la mejor etapa para la realización de los tratamientos durante el segundo trimestre, es decir, entre el cuarto y sexto mes de embarazo.

 

  • Atención a los problemas periodontales

El fluido sanguíneo se ve aumentado durante este periodo siendo más incipiente durante el tercer trimestre. Esto produce un sangrado, enrojecimiento e inflamación de las encías que debe ser tratado por el bien de la madre y el bebé.

 

  • ¿Y si padezco algún dolor? ¿Me pueden tratar?

Por supuesto. Si presentas dolor o infección te trataremos sin tardanza, puesto que el beneficio sobre el feto es superior a la consecuencia negativa que puede producir la infección sobre él.

 

  • Atención especial al cepillado

Es frecuente que durante el periodo de gestación se picotee más alimentos entre horas y estos no suelen ser los más aconsejables. Debemos tener en cuenta cambiarlos por otros más saludables y mantener una correcta higiene dental después de cada ingesta, ya que es fundamental para prevenir todos aquellos problemas periodontales que se agravan más en esta etapa.